Cuida la higiene de tus pies, como cuidas tus manos

Presta atención a cada parte de tu cuerpo y evita los síntomas del pie de atleta

En las úlitmas semanas, la higiene se ha convertido en un tema de vital importancia para el cuidado de nuestra salud, y es que después de años y años de intentarlo, ¡al fin aprendimos a lavarnos las manos correctamente! Por eso, este es el momento de que prestes atención a cada parte de tu cuerpo y lleves este nuevo hábito hasta tus pies, para evitar el contagio del desagradable pie de atleta.

Cuidar de tus pies no es tan complicado como creerías, pero si los descuidas podrían darte una incómoda sorpresa. Presta atención a los siguientes tips de cuidado:

  • Primero seca bien tus pies.Procura ser muy meticuloso en el momento del secado para no dejarlos mojados o húmedos, sobre todo en el espacio entre los dedos.
  • Que no se te ocurra caminar descalzo. Seguramente crees que tu casa es un espacio seguro y libre del hongo del pie de atleta,pero hay que aceptarlo: no solo los lugares públicos como albercas, regaderas y vestidores del gimnasio son focos de infección, ¡tú casa también podría serlo! Sin importar lo limpia que esté, el hongo podría vivir por ahí, por eso, es importante que siempre uses sandalias, sobre todo en baños y superficies húmedas.
  • Aprende esta fórmula: ¡natural sí, sintético no! Hablamos de tu calzado, procura que tus zapatos estén hechos con materiales naturales que permitan la transpiración de tu pie y evita a toda costa el calzado con revestimiento plástico. Nunca está de más recordarte usar calcetines.

Pero si te diste cuenta de que ya tienes síntomas como mal olor, sudoración, descamación y comezón, ¡no entres en pánico! El pie de atleta es más común de lo que crees y tiene solución: usa una crema antimicótica como Mycelvan®, pues su antimicótico de amplio espectro, no solo le pone fin a los desagradables síntomas del pie de atleta desde los primero 7 días de uso, también te ofrece protección contra nuevas infecciones de hongos en la piel si lo usas diariamente.

Ya lo sabes, cuida la higiene de todo tu cuerpo y evita el pie de atleta con Mycelvan®